¿Dónde está Facundo? Cronología #1

Facundo Castro Astudillo fue visto por última vez el 30 de abril subiendo a un patrullero. Con el apoyo de los organismos de derechos humanos, la familia presentó la denuncia a la justicia federal por desaparición forzada

5/7 El 30 de abril fue la última vez que alguien vio al joven de 22 años Facundo Astudillo de Pedro Luro, cuando salió desde su casa con dirección a Bahía Blanca. Iba a dedo hacia la casa de su ex novia, donde nunca llegó. Desde ese día, a pesar de los múltiples intentos de comunicación, su celular estuvo apagado.

La familia denunció irregularidades en la investigación por “averiguación de paradero” y  contradicciones en las declaraciones de los policías.

La mamá de Facundo y su abogado, pendientes en todo momento de la causa, sólo conocieron el testimonio de los policías que lo pararon en Mayor Buratovich y le labraron una sanción por violación de la cuarentena. Tal como señala la publicación en el portal de la Comisión Provincial por la Memoria, “Esa actuación policial ya resulta irregular: a pesar de ser infraccionado por violar la cuarentena y de constatar telefónicamente con la madre el domicilio de Facundo, los policías -según dicen- no disponen que retorne a su casa sino que lo dejan seguir camino.” De este modo, tanto la policía como la justicia omitieron notificar a la familia de las declaraciones policiales que ubicaban a Facundo en Teniente Origone y en una camioneta en dirección a Bahía Blanca. Recién se enteraron el 19 de junio, durante los rastrillajes en la zona. Allí notaron también que la ubicación informada por los policías que lo demoraron no era la que figuraba en el acta de infracción.

El 27 de junio, se conoció la mayor de las irregularidades: tres vecinos de Pedro Luro se comunicaron con la familia de Facundo y le contaron el 30 de abril a las 15hs. aproximadamente, después de pasar el ingreso de la localidad de Mayor Buratovich, vieron que dos policías detenían a Facundo y lo hacían ingresar a la cabina trasera de un patrullero. Estos tres vecinos se habían presentado en la comisaría de Pedro Luropara ofrecer su testimonio, pero no serían llamados a declarar. Este testimonio desmiente las ya contradictorias declaraciones y actuaciones policiales y aporta un dato fundamental: la última vez que alguien vio a Facundo fue cuando era detenido por la policía de Buratovich.

Por todo esto, la familia presentó una denuncia ante la justicia federal para que se investigue la desaparición forzada y se desplace a la bonaerense de la investigación.

Desde hace dos semanas, el abogado Leandro Aparicio está acompañando a la familia de Facundo y respondió con una carta (que reprodujo CTA Bahía Blanca) a una nota de La Nueva en la que se planteaba que la hipótesis de la desaparición forzada no tendría sustento porque el joven habría sido visto en Bahía Blanca:“Entendimos que la causa se tiene que tramitar ante la Justicia Federal, somos responsables de la situación de las personas que declaren en la causa y somos responsables de las pruebas que existen y las que faltan realizar, las que estamos pidiendo intensa e incesantemente. (…) Me hago responsable de haber asesorado a Cristina [mamá de Facundo] de que la causa de Facundo se tiene que tramitar ante la Justicia federal como desaparición forzada de personas, y si no es así y resulta que Facundo está en Brasil tomando caipiriña tendrá que pedir perdón por los disgustos y la preocupación que le causó a su madre, y yo tendré que pedir perdón por haberme equivocado. Pero hasta que aparezca con vida, no voy a pedir perdón.”

Por su lado, al tomar conocimiento de los hechos, la Comisión Provincial por la Memoria tomó conocimiento de los hechos y se presentó como querellante institucional. En la citada nota, desde el organismo sostuvieron: “La sola posibilidad o sospecha de estar frente un hecho de esta extrema gravedad institucional obliga a actuar de manera rápida y eficaz. Facundo Astudillo Castro tiene que aparecer con vida, es un reclamo no sólo de la familia y de los organismos de derechos humanos, es un reclamo que tiene que atravesar a toda la sociedad.”

Cristina Castro –la mamá de Facundo-, en una carta publicada por La Poderosa, reconstruyóla cronología de la desaparición de su hijo, señaló las inconsistencias de la investigación y la falta de contacto de las autoridades municipales y de la provincia: “Estamos devastados. Nadie de la Intendencia de Pedro Luro se acercó, sólo recibimos el abrazo de los organismos de Derechos Humanos, con quienes pudimos presentar una denuncia penal por ‘desaparición forzada’ (…) Además, como madre, necesito respuestas urgentes de los responsables del comportamiento de las Fuerzas de Seguridad implicadas.” De este modo, expresó la honda preocupación, angustia e incertidumbre que atraviesan su vida desde hace dos meses: “Las personas no se pierden y acá, en estos pequeños pueblos apostados a la orilla de la ruta, nos conocemos todos. Yo sé que a Facu le pasó algo, me lo dice mi corazón de mamá. Mi alma está partida en dos. Sé que tengo la posibilidad de no encontrar a mi hijo con vida, pero por lo menos quiero que la Policía tenga la decencia de decirme qué hicieron con él. Necesito saber la verdad. Necesito saber qué pasó con mi hijo.”

6/7 Entrevistada por Radio Urbana, Cristina dio más detalles sobre la búsqueda y la investigación.

FM De la Calle entrevistó a Sergio Maldonado, hermano de Santiago y referente en la lucha por los DDHH, quien afirmó: “Me puse a disposición de la madre para tratar difundir y de hacerle llegar el mensaje a los que tienen la potestad de actuar y que se encamine un poco. Que no caiga en las mismas trampas aunque se van renovando, sin embargo, siempre la matriz es la misma”. ¡Aparición con vida de Facundo! ■

La familia denunció irregularidades en la investigación por “averiguación de paradero” y  contradicciones en las declaraciones de los policías.

La mamá de Facundo y su abogado, pendientes en todo momento de la causa, sólo conocieron el testimonio de los policías que lo pararon en Mayor Buratovich y le labraron una sanción por violación de la cuarentena. Tal como señala la publicación en el portal de la Comisión Provincial por la Memoria, “Esa actuación policial ya resulta irregular: a pesar de ser infraccionado por violar la cuarentena y de constatar telefónicamente con la madre el domicilio de Facundo, los policías -según dicen- no disponen que retorne a su casa sino que lo dejan seguir camino.” De este modo, tanto la policía como la justicia omitieron notificar a la familia de las declaraciones policiales que ubicaban a Facundo en Teniente Origone y en una camioneta en dirección a Bahía Blanca. Recién se enteraron el 19 de junio, durante los rastrillajes en la zona. Allí notaron también que la ubicación informada por los policías que lo demoraron no era la que figuraba en el acta de infracción.

El 27 de junio, se conoció la mayor de las irregularidades: tres vecinos de Pedro Luro se comunicaron con la familia de Facundo y le contaron el 30 de abril a las 15hs. aproximadamente, después de pasar el ingreso de la localidad de Mayor Buratovich, vieron que dos policías detenían a Facundo y lo hacían ingresar a la cabina trasera de un patrullero. Estos tres vecinos se habían presentado en la comisaría de Pedro Luropara ofrecer su testimonio, pero no serían llamados a declarar. Este testimonio desmiente las ya contradictorias declaraciones y actuaciones policiales y aporta un dato fundamental: la última vez que alguien vio a Facundo fue cuando era detenido por la policía de Buratovich.

Por todo esto, la familia presentó una denuncia ante la justicia federal para que se investigue la desaparición forzada y se desplace a la bonaerense de la investigación.

Desde hace dos semanas, el abogado Leandro Aparicio está acompañando a la familia de Facundo y respondió con una carta (que reprodujo CTA Bahía Blanca) a una nota de La Nueva en la que se planteaba que la hipótesis de la desaparición forzada no tendría sustento porque el joven habría sido visto en Bahía Blanca:“Entendimos que la causa se tiene que tramitar ante la Justicia Federal, somos responsables de la situación de las personas que declaren en la causa y somos responsables de las pruebas que existen y las que faltan realizar, las que estamos pidiendo intensa e incesantemente. (…) Me hago responsable de haber asesorado a Cristina [mamá de Facundo] de que la causa de Facundo se tiene que tramitar ante la Justicia federal como desaparición forzada de personas, y si no es así y resulta que Facundo está en Brasil tomando caipiriña tendrá que pedir perdón por los disgustos y la preocupación que le causó a su madre, y yo tendré que pedir perdón por haberme equivocado. Pero hasta que aparezca con vida, no voy a pedir perdón.”

Por su lado, al tomar conocimiento de los hechos, la Comisión Provincial por la Memoria tomó conocimiento de los hechos y se presentó como querellante institucional. En la citada nota, desde el organismo sostuvieron: “La sola posibilidad o sospecha de estar frente un hecho de esta extrema gravedad institucional obliga a actuar de manera rápida y eficaz. Facundo Astudillo Castro tiene que aparecer con vida, es un reclamo no sólo de la familia y de los organismos de derechos humanos, es un reclamo que tiene que atravesar a toda la sociedad.”

Cristina Castro –la mamá de Facundo-, en una carta publicada por La Poderosa, reconstruyóla cronología de la desaparición de su hijo, señaló las inconsistencias de la investigación y la falta de contacto de las autoridades municipales y de la provincia: “Estamos devastados. Nadie de la Intendencia de Pedro Luro se acercó, sólo recibimos el abrazo de los organismos de Derechos Humanos, con quienes pudimos presentar una denuncia penal por ‘desaparición forzada’ (…) Además, como madre, necesito respuestas urgentes de los responsables del comportamiento de las Fuerzas de Seguridad implicadas.” De este modo, expresó la honda preocupación, angustia e incertidumbre que atraviesan su vida desde hace dos meses: “Las personas no se pierden y acá, en estos pequeños pueblos apostados a la orilla de la ruta, nos conocemos todos. Yo sé que a Facu le pasó algo, me lo dice mi corazón de mamá. Mi alma está partida en dos. Sé que tengo la posibilidad de no encontrar a mi hijo con vida, pero por lo menos quiero que la Policía tenga la decencia de decirme qué hicieron con él. Necesito saber la verdad. Necesito saber qué pasó con mi hijo.”

6/7 Entrevistada por Radio Urbana, Cristina dio más detalles sobre la búsqueda y la investigación.

FM De la Calle entrevistó a Sergio Maldonado, hermano de Santiago y referente en la lucha por los DDHH, quien afirmó: “Me puse a disposición de la madre para tratar difundir y de hacerle llegar el mensaje a los que tienen la potestad de actuar y que se encamine un poco. Que no caiga en las mismas trampas aunque se van renovando, sin embargo, siempre la matriz es la misma”. ¡Aparición con vida de Facundo! ■

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s